La Serenidad

La serenidad es el Ser, el Ser maravilloso que nos habita y de el nos valemos para vencer el miedo, el temor a permanecer en este espacio-tiempo lleno de estímulos sin sentido y sin contenido de amor más que el de ser medios útiles para tomar el camino correcto.

Sin estímulos vacíos no hay desafíos a vencer, no hay un porqué de venir a este mundo de tercera dimensión. Sin estímulos auditivos que nos saturen no llegaríamos al punto de querer escuchar nuestra voz interior, sin estímulos visuales e irreales, no buscaríamos al saturarnos de ellos, la verdadera imagen que Yo Soy en realidad. Sin estímulos materiales, sensoriales agresivos, pues me dejan la sensación de vacío, no buscaríamos, al llegar a nuestro límite, las dulces sensaciones de las cosas simples y los ricos aromas y sabores que nos regala la Madre Tierra, así como las caricias que realmente nos producen una sensación de alivio y paz interior pues son las caricias del verdadero amor.

El contenido es lo que estamos buscando ansiosamente y en la falta de ello se nos pierde la serenidad tan deseada con el corazón y a la vez tan presente que al buscarla en los estímulos del afuera, me pierdo de verla, sentirla y escucharla en mi propio corazón y en mi estado de Ser-enidad interior. De ella y desde mi corazón emana este estado vibracional expandiéndose hacia toda la humanidad, la Tierra y hacia todos los seres vivos de todo el Universo de Amor.

Amén y Gracias.

Alicia Soto Ayala

Maestra Directora de Aletheia

 

 

Síguenos en nuestras Redes Sociales

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.